Las obras en una instalación de unos revestimientos ligeros siembre están proyectadas para adecuarlas a la funcionalidad deseada con el objetivo de que cumplan su misión con garantía de éxito.

En esta ocasión nos adentramos en los centros de enseñanza infantiles en las que se incluyen las guarderías.

Pavimentos para guarderías

¿Qué revestimientos y pavimentos debemos elegir para centros de enseñanza infantiles?

Sin duda es una respuesta difícil puesto que la edad de los alumnos y alumnas, las actividades que se van a realizar en ese espacio, características arquitectónicas del mismo, si son revestimientos de paredes y/o suelo, obra nueva o reforma, etc. condicionan notablemente los materiales a elegir. Por ello, lo más adecuado es contar siempre con el asesoramiento de un profesional en esta materia.

Nuestros técnicos de Gescom muestran una especial atención en esta especialidad de revestimientos ligeros en guarderías y escuelas de infancia. La razón es que además de la funcionalidad, van a ser utilizados por niñas y niños pequeños. Por lo tanto, factores que se dan en otras disciplinas como la relación calidad-precio pasan a un segundo plano. Siempre debe primar lo mejor para ellos.

Pavimentos para guarderías

Partimos de que no todas las estancias requieren los mismos parámetros, por lo que debemos distinguir entre pasillos, aulas, comedor, sala de profesores y profesoras, zonas de juego, etc. Por ejemplo, en el caso de los pasillos e incluso en las aulas del profesorado, podíamos recurrir a pavimentos homogéneos o heterogéneos de grosores a partir de los 2 milímetros en los primeros y de 2 ó 3,35 en los segundos. También se puede recurrir a otros pavimentos como los de linóleo, pero en todos los casos un factor fundamental es que se encuentren sus piezas perfectamente soldadas entre si, ya no sólo por cuestiones de que entre agua en sus juntas durante su limpieza, sino para eliminar cualquier tipo de riesgo de daños a los más pequeños, recordemos que se les puede ocurrir intentar arrancar partes del suelo o simplemente meter los deditos u objetos entre cualquier hueco.

Para zonas de juego o que por edad sean propensas a caídas (niños y niñas que empiezan a caminar y sus caídas son constantes), el pavimento debe llevar una base que absorba impactos o amortigüe estas posibles caídas. Los hay con bases espumadas que además de amortiguar los impactos disminuyen la conductividad del sonido, aspecto que mejora la calidad sonora en estos espacios cerrados.

Pavimentos para guarderías

Para zonas de baños debemos tener presente los pavimentos antideslizantes con propiedades fungicidas. En estas estancias el pavimento de pvc debe subir a la pared, así como tener sus juntas bien soldadas con el objetivo de conseguir la estanqueidad total del suelo.

Si nos centramos en las paredes, una de las mejores opciones es el revestimiento vinílico homogéneo por su fácil limpieza, sobre todo cuando son estancias propicias para que durante el juego o actividades se produzcan marcas de manos, pintadas con material escolar, etc. En estos caos la mayoría de sustancias pueden ser eliminadas con un simple paño húmedo, evitando el desgaste de la pared.

Como hemos adelantado, cada proyecto tiene sus particularidades por lo que contar con un buen asesoramiento se hace imprescindible, sobre todo si queremos abordar una obra con garantía de éxito.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Compartir