Una pregunta que se suele plantear a la hora de instalar un parquet es ¿se pueden instalar suelos de madera sobre sistemas de calefacción con piso radiante? La respuesta es sí, siempre y cuando la elección del tipo de madera sea la adecuada.

Parquet de madera sobre suelo radiante

A priori los sistemas de calefacción mediante suelo radiante, permiten instalar sobre ellos la mayoría de parquets de madera, salvo los fabricados a partir de las especies de arce y haya. Estas maderas, al ser sometidas al calor continuado y elevado, por sus características propias, terminan apareciendo grietas o daños estructurales conforme se van secando en exceso.

Distribución del sistema de calefacción del suelo

Además de las características técnicas del parquet a utilizar, también se debe tener en cuenta la forma de distribución del sistema de calefacción del suelo.

Este sistema debe ser o estar diseñado de forma que cubra y por lo tanto proporcione, la emisión de calor uniforme en toda la superficie del suelo.

Otro aspecto a destacar va ligado a la gestión del propio sistema de calefacción, como es el controlar que la temperatura de su circuito no sobrepase los 27°C en ninguna las zonas de suelo en las que entre en contacto con el parquet.

En este contexto, Gescom, ante un proyecto de instalación de parquet o tarima de madera sobre suelo radiante, analiza y planifica cuál es el mejor modo de hacerlo, asesorando a sus clientes para que la instalación sea eficaz y duradera en el tiempo.

Parquet de madera sobre suelo radiante

La mejor base para instalar suelos de madera

Factores como son el tipo de contrapiso que se tiene, si es de madera maciza o de ingeniería el parquet a instalar, o el sistema de tipo de calefacción por suelo radiante existente, determinará la selección de la mejor base posible para instalar el piso de madera.

Con su elección se conseguirán varios objetivos. Además de la durabilidad de la instalación, otros vinculados a la reducción y aislamiento del ruido, la protección de la humedad dañina y mejora del aislamiento térmico. A todo ello se debe sumar que se consigue aumentar la comodidad de caminar sobre él.

Para crear una barrera contra la humedad, lo habitual es colocar una lámina de polietileno que evite el paso de la humedad del subsuelo al parquet de madera.

En este caso, en el que se contempla la calefacción por suelo radiante, hay que tener en cuenta factores condicionantes. Las capas de base gruesas (similares a un cojín) pensadas para un asentamiento suave de la madera y que mejore el aislamiento, no son las más apropiadas para una calefacción de este tipo, por actuar como una barrera contra la trasmisión del propio calor.

En estos casos se opta por productos más delgados y con baja resistencia térmica. Un mal uso de una base de suelo en estos casos, evitará que el sistema de calefacción funcione con una eficiencia óptima. Además puede afectar a la temperatura y que esta alcance niveles inseguros, provocando problemas en el revestimiento del suelo.

A la hora de instalar un parquet de madera sobre un suelo radiante, ya sea de madera maciza o de ingeniería, deben de tenerse en cuenta factores como los mencionados, por ello, Gescom recomienda un estudio previo como garantía de éxito.

Imágenes de nuestro proveedor Tarkett

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Compartir