En el mantenimiento de moquetas para espacios públicos entran en juego numerosos aspectos. Algunos tan obvios y activos como los materiales empleados en su fabricación, o los productos y maquinaria de limpieza. Otros no son tan claros y también son muy importantes, por ejemplo el diseño y color de la moqueta.

Mantenimiento de moquetas

Con el adecuado mantenimiento del pavimento textil se consigue alargar al máximo su vida útil y por lo tanto la inversión realizada. También contribuir a conservar su nivel de satisfacción en apariencia, su comodidad aportada al paso y el bienestar aportado en el ambiente donde se encuentra.

El pavimento textil como inversión en confort e imagen

Por poner un ejemplo, la colocación de un pavimento textil en un hotel, ya sea en pasillos, habitaciones, salones de actos, estancias comunes, etc. supone una gran inversión.

Tal es su importancia que se llegan a invertir millones de euros en estos edificios para conseguir objetivos como la mejora de la calidad de estancia de sus huéspedes y/o destacar su imagen corporativa mediante conceptos de diseño de interior.

A ello hay que sumar que estos pavimentos textiles, si gozan de un mantenimiento insuficiente, influirán de forma muy negativa en la imagen de las instalaciones donde se encuentran, se reducirá su rendimiento y se acelerará su vida útil, con la consiguiente necesidad de cambio.

Mantenimiento de moquetas

Factores pasivos en el mantenimiento de moquetas

A los factores activos de mantenimiento hay que sumarles, además de un programa de mantenimiento personalizado a las necesidades específicas de cada instalación de moqueta modular o moqueta en rollo, los factores pasivos: color y diseño.

Ante los criterios de selección de características de fabricación, se presta especial cuidado al diseño y el color. Los primeros participan en gran medida en su rendimiento a corto y largo plazo, mientras que los segundos lo hacen básicamente en su apariencia que no es de menor importancia.

El factor de color en una moqueta

Con la elección del color se consiguen propósitos prácticos como por ejemplo disimular la suciedad. La gama de colores medios a oscuros son los mejores para ofrecer apariencia de limpieza. Por su parte, los colores claros, brillantes o muy oscuros son los que menos disimulan la suciedad.

El factor del diseño en una moqueta

Si se opta por un pavimento textil estampado estaremos eligiendo también uno de los más eficaces para disimular la suciedad. Si además se elige un diseño llamado aleatorio, aún será más eficaz en este sentido.

Destacar que con estas indicaciones sobre factores pasivos en el mantenimiento de moquetas simplemente se disimula, no se elimina, por lo que no se tiene que entender que se deba disminuir su programa de limpieza y mantenimiento adecuado de la moqueta durante su uso.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Compartir